CATALPA BIGNONIOIDES

CATALPA BIGNONIOIDES Wahl.                                            BIGNONIACEAE

Syn.     Catalpa syringaefolia sims.

Cast. Catalpa; Ing. Common catalpa. Indian Bean Tree; Fra. Catalpa de la Carolina o Catalpa común; Ale. Reichfruchtender zigarrenbaum; Ita. Catalpa della Carolina. Catalpa comune.

                                                                                                       Origen: Sur de EE.UU.

Etimología.- La denominación catalpa le proviene de la denominación con que lo conocían los indios cherokee de Norteamérica, con el que se conoce científicamen­te el género bignonioides que se distingue la especie, procede de la similitud de las flores con otras plantas del género "bignonia". Otros investiga­dores indican que fue introducida en Europa el siglo XVIII y que el nombre de la especie fue por estar dedicada al abad J.Paul Bignon, bibliotecario de Luis XV, rey de Francia.

Árbol de hoja caduca de 15-20 m. de altura, tronco recto de color marrón claro, copa ancha y redonda con corteza marrón claro, ligeramente fisurada, las hojas son grandes de 15 a 25 cm. de longitud, enteras, acorazonadas-ovadas, acuminadas y opuestas, con la base dentada pubescentes y algo ásperas al tacto, de color verde intenso. Las hojas suelen ser más grandes en ejemplares jóvenes, exhalando un olor desagradable si las frotamos. Los limbos suelen decolorarse a veces producido por una virósis. Las flores en panículas terminales grandes, tubulares de color blanco, manchadas de color púrpura, amarillo y violeta, aparecen en los meses de abril y mayo son algo olorosas. La floración es abundante y espectacular. Los frutos son como grandes judías alargadas formadas por una cápsula cilíndrica colgante de 25 a 40 cm. de largo, permanecen en el árbol una vez caídas las hojas, dando un bonito espectáculo. Contiene numerosas semillas aladas para su dispersión por el viento.

Cultivo.- Se reproduce fácilmente por semillas, existen las variedades C. bignonioides var. nana, Catalpa de bola y Catalpa xerubecens o "purpúrea" representadas en Nervión y Arboreto El Carambolo respectivamente, con hojas largas ligeramente púrpuras en los brotes tiernos. Se reproducen por injerto de púa sobre la especie original.

No es exigente en cuanto a calidad de suelos, sin embargo, prefiere los frescos y fértiles. Es de crecimiento rápido y posee un sistema radicular horizontal que le da buena sujeción al terreno.

No se le conocen plagas específicas, es atacada como muchos árboles por pulgones en primavera.

Es un buen árbol para la vía pública, sin embargo exigente en riego y en verano, con fuertes temperaturas 40º ó 45º a la sombra, normales en nuestra ciudad, las hojas se queman. No es un árbol longevo en los ambientes urbanos.

En Sevilla, la encontramos plantada en la calle C/ Capitán Vigueras y en Pza. de la Gavidia, como exponentes más abundantes, y en algunas calles de nueva plantación, junto al World Trade Center. Existe en esta calle un ejemplar de Catalpa bignonioides var.sulphurea y otro en el Arboreto el Carambolo, de hojas purpuras en los brotes jóvenes en primavera.

Es exigente en riegos. insistimos, y prefiere suelos frescos y fértiles.

En utilización ornamental puede vivir cien años, como árbol viario, no más de unos cincuenta en buen estado.

Especie para dejar crecer libremente, evitar las podas, de crecimiento rápido. Rebrota vigorosamente en el tronco produciendo chupones al pie del cuello del árbol y en la copa.