CUPRESSUS SEMPERVIRENS

CUPRESSUS SEMPERVIRENS L.                                          CUPRESSACEAE

Cast. Ciprés de cementerio. Ciprés común.; Fra. Cyprès; Ing. Cypress; Ita. Cipresso do seme; Ale. Zypresse

                                                                                           Origen: Grecia, Creta, Egeo

Etimología.- El origen del nombre Ciprés, por el se le conoce, procede del latín Cupressus, que a su vez se atribuye al nombre mitológico de una joven amada por Apolo a quién transformó en Ciprés; otros autores a Kypros, isla de Chipre, por la abundancia de cipreses plantados en esta isla, otros opinan que proviene de kyparissos, hijo de Telefo, transformado por Apolo en Ciprés; ahí quedan las distintas versiones.

El nombre específico "sempervirens", que define la especie, expresa que su follaje es persistente o siempre verde.

En Andalucía occidental es conocido como "Ciprés de cementerio". La tradición más extendida es la que hace referencia a su utilización como símbolo funerario. Según Teofrasto, este árbol estaba consagrado al Dios de los muertos, porque la raíz no da jamás nuevos brotes cuando se corta el tallo.

Su origen: Grecia, Creta, Egeo. Árbol de porte piramidal y hoja persistente que puede alcanzar 30 o 35 m. de altura. Su copa es columnar y cónica. Su corteza es pardo grisácea.

Sistema radical bien desarrollado a base de raíces secundarias horizontales superficiales y muy alargadas, que le dan un buen anclaje al suelo. Tronco recto, grueso, puede alcanzar hasta un metro de diámetro. Hojas verdes oscuras, siempre con una gran masa foliar de olor resinoso al frotarlas. Presenta unos ramillos finos que soportan unas hojas en forma de escama colocadas a cuatro filas, haciendo que estos ramillos sean más o menos cilíndricos o tetrágonos, con un color verde oscuro mate.Las flores monoicas, en el extremo de ramillas cortas. Los conos femeninos, que son mayores que los masculinos tienen un color verdoso en principio y pardo rojizo al madurar.

Las flores femeninas se transforman en unas piñas redondas que maduran en otoño, son sus frutos de 2 a 3 cm. de diámetro.

Es un árbol que alcanza gran longevidad, pudiéndose calcular que pueden llegar a vivir varios cientos de años.

No es muy exigente en lo referente a suelos, sin embargo teme el encharcamiento o exceso de humedad que produce asfixias en su sistema radicular y rechaza los arenosos.

Fue muy difundido en las culturas greco-romanas, llegando a ser uno de los elementos característicos del paisaje y jardín mediterráneo. Su integración al paisaje es clásica en Italia, en Granada, la Costa Azul, etc...

En Sevilla, donde se encuentran los mejores ejemplares, es en el cementerio de San Fernando, quizá debido a su simbología funeraria.

En el cementerio San Fernando y en los Reales Alcázares, en el parque de María Luisa, existen escasos, pero bonitos ejemplares aislados en la Glorieta de Luis Montoto y una calle de Cupressus sempervirens var.stricta magníficos, detrás del World Trade Center en la Expo 92.

Con menor profusión encontramos en la ciudad, principalmente en sus parques.

Cupressus arizónica. Ciprés de Arizona.

Cupressus macrocarpa Harwt. Ciprés de Monterrey.

Chamaecyparis lawsoniana. Ciprés de Lawson.

Cupressus lusitánica. Ciprés de Portugal.

Cupressus macrocarpa var. horizontalis. Ciprés horizontal, etc...

Cultivo.- Se reproduce fácilmente de semilla, recogida en frutos de 2 años. Su reproducción por semilla ofrece variados híbridos. Su reproducción por injerto el C. sempervirens var. stricta, completamente piramidal compacto.

Es árbol longevo, puede vivir más de 500 años.

En jardinería ornamental utilizado como árbol aislado o en formación de setos, cortavientos o pantallas.

Su madera es muy apreciada, es pesada, duradera, ligeramente marrón, muy fina y aromática. Utilizada por los escultores.