DRACAENA DRAGO

DRACAENA DRAGO L.                                                               AGAVACEAE

Cast. Drago; Fran. Dragonier; Ingl. Dragon tree

                                                                           Origen: Islas Canarias, Madeira, Cabo Verde

El nombre genérico deriva del griego drakaina=hembra de dragón, porque la savia es rojiza y resinosa utilizándose para elaborar un tinte llamado sangre de dragón utilizado en la pigmentación de papel.

Planta arborescente de hoja persistente de hasta 18 m. de altura, muy ramificado. Hojas de 45-60 cm. en rosetas terminales, linear-lanceoladas erectas o con márgenes curvados, enteras, glaucas. Corteza de color gris con anillos marcados.

Flores agrupadas en largas panículas blanco-verdosas en inflorescencias terminales. Frutos anaranjados esféricos y carnosos del tamaño de una aceituna pequeña, pero de color naranja agrupados en racimos erectos. Florece en a partir de primavera hasta verano.

Resiste mucho la sequía. Poco exigente en cuanto a suelos. Prefiere climas templados y proximidad al mar. Plantaciones a pleno sol.

Se reproduce por semillas. Admite trasplantes. Utilizado en jardinería como ejemplares aislados.

Representado en la Plaza de Cuba, en el Paseo Marqués del Contadero y en los jardines de la Universidad y Casa Rosa, donde existía un buen ejemplar lamentablemente desaparecido.

El “Páter” de los dragos se encuentra en la ciudad tinerfeña de Icod de los Vinos al que se le atribuyen más de mil años.

El drago ha sido elevado a la categoría de mítico por su linfa roja, conocida como Sangre de Drago, que antiguamente se empleaba como colorante y panacea de todos los males.