FEIJOA SELLOWIANA

FEIJOA SELLOWIANA O. Berg                                                    MYRTACEAE

Syn.     Orthostemon sellowianum Bgr. Acca sellowiana (O.Berg.) Burret

Cast. Avellano americano, Guayaba del Brasil; Ita. Guayabo del Brasile; Ing. Pineaplle guava

                                                                         Origen: Brasil, Paraguay, Uruguay y N. Argentina

Etimología.- El nombre dado al género está dedicado a S. da Silva Feijo, botánico brasileño y sellowiana en memoria de Friederich Sellow (1789-1831), naturalista alemán que colectó plantas en Brasil y Uruguay.

Arbusto que se convierte en un pequeño árbol al alcanzar de 4 a 5 metros de altura. Sus hojas persistentes son de color verde claro por el haz y grisáceo blanquecino por el envés, son de forma ovalada, opuestas y cortamente pecioladas.

Sus flores pedunculadas y solitarias aparecen en las axilas de las hojas con un color rojo intenso, permaneciendo mucho tiempo en el árbol. Forman una corona de pétalos blancos arqueados graciosamente con sépalos color magenta aterciopelados acompañados de estambres rojos coronados con polen de color amarillo brillante. El fruto de color verde, algo mayor que un níspero pero de igual forma, es comestible. Tiene sabor a piña tropical, utilizándose para mermeladas y compotas.

El árbol debe ser polinizado para que fructifique. En su país de origen son los colibrís encargados de ello, en nuestro país son las abejas las encargadas de ello. Se cultiva como árbol frutal, utilizando variedades seleccionadas que se reproducen por vía vegetativa.

El principal ejemplar se encuentra en la Plaza de Santa Cruz, existiendo otros en el Parque de María Luisa, detrás del Museo Arqueológico, y como arbustos en el Arboreto El Carambolo.

Cultivo.- Se reproduce bien por esquejes en chasis o invernadero. Es planta que requiere lugares soleados para florecer y fructificar. Poco exigente en suelos y riegos. Resiste la proximidad al mar y es tolerante a la salinidad.