FICUS CARICA

FICUS CARICA L.                                                                          MORACEAE

Cast. Higuera

                                                                                          Origen: Zona mediterránea

Etimología.- “Ficus”, nombre antiguo de la higuera. “Carica” de Caria antigua, comarca de Asia occidental donde se cultivaba.

Árbol de 4-6 m. de altura, de hoja caduca. Tronco de corteza lisa color gris cenicienta. Copa extendida y amplia. Ramas lisas, cenizosas, extendidas, hojosas en sus extremos. Ramillas pardo-verdosas, pubescentes y gruesas. Brotes verdosos y ásperos al tacto.

Hojas alternas, rara vez enteras, palmado-lobuladas, pecioladas, anchas y gruesas, coriáceas, verde oscuro, ásperas en el haz; peciolo y nervios blanquecinos.

Flores unisexuales, insignificantes, pediceladas blanquecinas en el interior, de receptáculos globosos o piriformes, conocidos vulgarmente como higos, axilares, solitarios o en pequeños grupos.

Frutos dupráceos, graniformes, muy pequeños y numerosos, encerrados en el receptáculo acrecente, carnosos o pulposos, suculentos.

Cultivo.- Se reproduce fácilmente por semillas. Injertadas las variedades seleccionadas para frutal, también se reproduce por estaca. Indiferente en cuanto a suelos. Resiste grandes sequías.

Existen algunos ejemplares en jardines del Parque de Mª Luisa. Paseo Marques del Contadero junto a Torre del Oro.

Por su facilidad de reproducción las observamos en los lugares más insospechados: viejos muelles o muros, diseminadas sus semillas por los pájaros. Su principal cultivo es como árbol frutal, donde existen grandes plantaciones en Almonte, Cartaya, etc...

Las variedades frutales más cultivadas son: Blanco Temprano, Cuello de Dama y Napolitana Negra.