KOELREUTERIA PANICULATA

KOELREUTERIA PANICULATA Laxm.                                      SAPINDACEAE

Syn.     Sapindus chinensis Linn.

Cast. Jabonero. Arbol de los farolillos; Fran. Savonnier; Ingl. Golden rain tree o Pride of Indie; Alem. Koelreuterie; Ita. Koelreuteria                                                                                   

                                                                                                   Origen: Asia oriental.

Etimología.- Dedicado el género a Joseph G. Köelreuter (1.733-1.806), profesor de Historia Natural en Kalsruhe (Alemania). paniculata proviene del latín y alude a sus flores dispuestas en panículas, un tipo de inflorescencia.

Árbol de hoja caduca de porte pequeño, alcanzando 5-8 m. de altura, con copa redondeada, de crecimiento lento con tronco tortuoso cuando joven, presenta la corteza de color grisáceo oscuro y fisurado. Fue introducido a mediados del siglo XVIII.

Sus hojas son alternas, compuestas, imparipinnadas con foliolos lobulados, irregularmente lobulados de color verde oscuro en el haz y glaucos en el envés. Las flores de pequeño tamaño aparecen en abundancia reunidas en racimos terminales de un color amarillo claro, de 4 pétalos y 8-10 estambres, en el mes de junio, dando gran vistosidad al árbol. Sus frutos colgantes son unas cápsulas vesiculares de color pardo, con tres semillas negras en su interior, permanecen en el árbol bastante tiempo. He aquí la denominación vulgar de "árbol de los farolillos". Semillas esféricas de color negro.

Su sistema radical es endeble, no requiere un tipo determinado de suelos, aunque prefiere los frescos y profundos. Es árbol de escasa longevidad, 60 a 80 años.

Cultivo.- Se reproduce fácilmente de semillas, pero su escaso crecimiento obliga a tenerlo varios años en vivero hasta que alcanza una altura y grosor adecuado para su plantación en la vía pública. Prefiere suelos frescos y fértiles.

En la ciudad se encuentran los ejemplares más antiguos en la plaza de América del parque de Mª Luisa y en los Jardines de Cristina.

En plantación lineal lo encontramos en la ciudad y en la C/ Jorge de Montemayor y en la C/ Sauce y otras en Torreblanca de los Caños y en C/ Juan Antonio Cavestany.

Es árbol propio para plantación en acerados estrechos de 4 a 5 m. de latitud, aunque de escasa duración.

No se le conocen plagas específicas.