LIVISTONA CHINENSIS

LIVISTONA CHINENSIS (Jacquin) Martius                                 ARECACEAE

Sin.      Latania borbónica Hort.

Cast. Latania o palmera de abanico; Ita. Latania borbónica; Ing. Chinese Ean Palm

                                                                                                      Origen: China y Japón

Etimología.- Género dedicado a Patrick Murray, barón de Livingstone, que ya en 1.680 disponía de un jardín rico en plantas exóticas que se convirtió posteriormente en el Jardín Botánico de Edimburgo. Su nombre específico hace referencia a su país de origen.

Conocida vulgarmente como "latania chinensis", sinónimo de su verdadero nombre botánico. Originaria de China y Japón, se la conoce también como "Palmera del abanico de China" por ser utilizada artesanalmente para la confección de abanicos.

Palmera de porte elegante, tronco solitario, que puede alcanzar 15-20 m. de altura y 30 cm. de diámetro en su hábitat. Tronco liso, algo anillado de color pardo, ensancha su tronco por la base cuando es adulta.

Grandes hojas cortas palmadas de hasta 3 m. de longitud, de color verde claro, con un peciolo largo y espinoso en los bordes. Limbos divididos en varios segmentos con los ápices péndulos. Inflorescencias ramificadas apareciendo entre las hojas, racimos colgantes con flores trímeras pequeñas de color verdoso con espatas coriáceas.

El fruto es una baya elipsoidal de color verde azulado con brillo metálico, pasando a negro en su completa maduración (parecidos a las aceitunas). Florece en marzo-abril. Es una especie monoica.

Prefiere suelos ricos y bien drenados, con abundante humedad. Climas templados. Teme el frío. Vive tanto a pleno sol como en sotobosque a la sombra de otros árboles. Es de crecimiento lento. De jóvenes les conviene la media sombra, una vez adulta, resiste bien a pleno sol.

Cultivo.- Se propaga por semillas. Utilizada como planta de patio, poco en jardinería exterior. Existen grandes ejemplares plantados en bosquetes o sotobosque en el Parque de María Luisa y Jardines de San Telmo, donde existen los mejores, presentes también en plaza del Duque, etc...