MELIA AZEDARACH

MELIA AZEDARACH L.                                                             MELIACEAE

Cast. Paraíso o árbol del Paraíso; Fra. Margousier o Acacia d’Egypte; Ing. Bead tree o Chinaberry; Ale. Indianmisher

Ita.       Albero dei paternostri o Lilla delle India

                                                                                          Origen: Sur y Este de Asia.

Etimología.- Su nombre de Melia fue dado por Linneo, tomándolo del griego melis que significa fresno, por la semejanza de sus hojas con las de dicho árbol (Fraxinus excelsior). El nombre de la especie azedarach parece que tiene su origen en su país nativo o en el persa "azad-darakht", considerado como árbol sagrado en Persia, India y archipiélago Malayo.

Árbol de hoja caduca, procedente del Este y Sur de Asia, que puede alcanzar unos 15 m. de altura, sin embargo su altura normal es de 8-10 m. Su tronco es recto, cilíndrico, con la corteza pardo rojiza, algo rugosa. Tiene una copa redondeada, algo difusa. Sus raíces largas y fasciculadas le dan buen soporte al terreno. Es árbol de gran rusticidad, indiferente en cuanto a suelos, prefiere los silíceos profundos y bien drenados. Es de crecimiento rápido, pero poco longevo, difícilmente puede alcanzar más de un siglo de vida, es un árbol naturalizado.

Sus hojas son alternas, compuestas, bipinnadas, con foliolos aserrados de ovales a elípticos de color verde oscuro. Florece en el mes de abril-mayo, con flores de color azul-violeta, olorosas y pequeñas en panículas axilares. Su fruto es una drupa de color amarillento de 1 cm. de diámetro, con pedúnculos largos que permanecen en el árbol durante todo el invierno.

Cultivo.- Se reproduce por semillas que no precisan tratamientos pre-siembra. Su corteza tiene un principio antihelamínico. Las hojas y frutos se han usado en medicina como vermífugo, aunque son algo venenosas, mortal para el ser humano, los perros y para el cerdo. Las semillas se usan para la fabricación de rosarios. Indiferente en cuanto a suelos, prefiere los silíceos y bien drenados. Es árbol poco longevo 80-100 años.

Es muy utilizado como árbol de plantación en la vía pública. Se le desconocen plagas o enfermedades específicas, su madera es resistente al ataque de insectos.

En nuestra ciudad existen varias calles plantadas de esta especie, entre las que podemos destacar: C/ José María Osborne, Diego de Riaño, Avda. Eduardo Dato, Avda. Luís de Morales y San Francisco Javier, algunas calles del barrio de Heliópolis y C/ Afán de Ribera, en el Cerro del Águila, Avda. Alcalde Manuel del Valle, etc...Está bastante difundido en la ciudad. Los ejemplares más antiguos en la Cartuja de Santa María de las Cuevas.

Últimamente atacada por un arácnido que las defolia en Septiembre.

Su madera rojiza en el centro, se usa para la fabricación de muebles e instrumentos musicales. Este árbol contiene un colorante verde en las hojas, así como resina, aceite en las semillas y diversas sustancias de empleo medicinal.