PAULOWNIA TOMENTOSA

PAULOWNIA TOMENTOSA (Thumberg) Steud.                          SCROPHULARIACEA

Syn.     Paulownia imperialis Sieb & Zucc.

Cast. Paulonia; Fran. Paulownia; Ingl. Empress tree; Ita. Paulonia

                                                                     Origen: Japón. China central y meridional

Etimología.-  El nombre científico tiene su origen en la princesa Anna Paulowna, de los Países Bajos, hija del Zar Pablo I de Rusia, a quien se dedicó el género. Su nombre específico alude al tomento que reviste las hojas en su parte inferior.

Árbol de hoja caduca que puede alcanzar los 20 m. de altura. Posee un tronco recto de corteza lisa, con copa característica aparasolada. Ramas gruesas, erectas, horizontales, a veces tortuosas de una coloración grisácea. Corteza lisa, de color marrón grisáceo tornándose negruzca, ligeramente fisurada.

Hojas simples de gran tamaño, sobre todo en vástagos jóvenes que pueden llegar a 30 o 40 cm., opuestas, anchas, enteras o con tres lóbulos con largos rabillos, el haz peloso y el envés muy algodonoso de color verde oscuro. Flores en grandes racimos terminales en los brotes anuales constituidos por botones florales revestidos de una capa espesa de tomento afieltrado de tonalidad marrón durante el invierno. Las flores aparecen en primavera- abril y mayo- en racimos de 30-40 cm. de longitud, constituidos por abundantes flores acampanadas grandes de 4-5 cm. de longitud de color violáceo pálido manchado con pintas oscuras, muy fragantes. Tarda en alcanzar la edad florífera. Los frutos son unas cápsulas con dos departamentos, ovoideas, de unos 4 cm. de longitud con una coloración tostada. Se mantienen mucho tiempo en el árbol y contienen numerosas semillas aladas. Raíces profundas, poco ramificadas, superficiales si existen obstáculos. Especie que emite rebrotes.

Cultivo.- Se multiplica por semillas aunque también puede hacerse por esqueje. Crecimiento rápido. Exige suelos profundos, ligeros, fértiles, moderadamente frescos. En terrenos pobres la vegetación se paraliza. Teme los suelos calizos y le perjudican los aires contaminados, las calores fuertes queman sus hojas en verano. Es árbol de 100 años de longevidad en utilización ornamental y 50-60 como árbol de alineación. Teme el encharcamiento de agua, que produce la pudrición del cuello del árbol.

En Sevilla representada en el Arboreto de El Carambolo y jóvenes ejemplares en el Parque de Mª Luisa donde vive mejor que como árbol de alineación en calles.

Poco utilizada como árbol viario en nuestra ciudad por su difícil aclimatación. Existen muchas calles plantadas de este género en Murcia.

La primera Paulownia plantada en Europa fue en el Jardín des Plantes de París en 1.834.