PHOENIX ROEBELENII

PHOENIX ROEBELENII O´Brien                                                   ARECACEAE

Cast. Palmera enana

                                                                                                      Origen: Larios y Siam

Etimología.- “Phoenix”, nombre griego de la palmera. “Roebelenii”, dedicada a Carl Roebelen, que fue quien la descubrió por primera vez en Laos.

Es una de las palmeras de crecimiento lento más finas y elegantes, con aspecto exótico, puede alcanzar en su hábitat 4 m. de altura y tan sólo 20 cm. de diámetro. Un sólo tronco termina en una corona de hojas pinnadas, graciosamente arqueadas, que le dan un carácter gracioso. Los foliolos son de color verde reluciente.

Sus inflorescencias masculinas, protegidas por una espata estrecha, parecen escobillas con ramificaciones cerradas, mientras que en las femeninas son muy abiertas. Sus frutos son pequeños dátiles amarillos que se vuelven negruzcos al madurar. Es una especie dioica.

Prefiere suelos profundos y fértiles. Resiste la sequía. Utilizada en jardines en zonas templadas, teme el frío, puede soportar temperaturas de 4ºC bajo cero en ejemplares adultos.

Se utiliza como planta de interior en lugares muy iluminados y como planta de patio.

Cultivo.- Se reproduce por semillas en zonas templadas o en invernadero.

Representada en la ciudad en el Parque Celestino Mutis, utilizada como planta de patio.