PINUS HALEPENSIS

PINUS HALEPENSIS  Miller.                                                       PINACEAE

Cast. Pino carrasco o Pino de Alepo; Fran. Pin d'Alep; Ingl. Aleppo pineIta. Pino di Aleppo

                                                                                          Origen: Región mediterránea

Etimología.- Al igual que el "pino piñonero" procede del latín pinus, su denominación específica de halepensis alude a su existencia en la ciudad de Aleppo (Suiza).

Árbol mediano, su talla y porte vienen condicionados por los suelos en que vegeta, generalmente pobres y rocosos, es muy resistente a la sequía. Sin embargo, en suelos profundos adquiere un buen tamaño, 20 a 25 m. altura. Sus raíces se extienden a gran distancia del tronco. Cuando el árbol es joven, su corteza es grisácea, blanquecina o cenicienta, con la edad la corteza se agrieta y oscurece.

La copa es de color verde claro, no muy densa, no da mucha sombra. Las acículas agrupadas de dos en dos, son muy finas y flexibles. Tienen una longitud de 6 a 12 cm. Las flores masculinas se agrupan en espigas al final de las ramillas. Las piñas, de 6 a 12 cm. de longitud son de forma cónica y permanecen varios años en el árbol una vez han dejado caer los piñones. Se reproduce muy bien de semillas que no son fértiles hasta que el pino no alcanza la edad de veinticinco o treinta años.

Es un árbol poco exigente y gran tolerante a la cal, muy resistente a la sequía y a los grandes calores de las épocas estivales, no resiste temperaturas bajo 12º grados.

El pino carrasco ocupa extensas áreas en todos los países que bordean el Mediterráneo. Su crecimiento es rápido.

Presenta buen aspecto ornamental y es utilizado sobre todo en zonas de gran rusticidad por sus escasas exigencias culturales.

En nuestra ciudad representados en los Parques de los Príncipes, Amate y Mª Luisa, explanada del Hospital de las Cinco Llagas y muro de defensa de Triana.

Cultivo.- Se reproduce fácilmente por semillas.