QUERCUS ROTUNDIFOLIA

QUERCUS ROTUNDIFOLIA Sub. ILEX                                     FAGACEAE

Syn.     Quercus sempervirens Mill.

Cast. Encina; Fra. Chene a glands doux, Chêne vert; Ing. Oak. Evergreen oak.; Ale. Eiche; Ita. Querce. Leccio, Elce.

                                                                                     Origen: Región mediterránea

Etimología.- "Querce" o "leccio". El nombre castellano al parecer procede del adjetivo latino ilicina, derivado de "ilex". En cuanto al género quercus existen varias versiones de su origen. La más extendida es que se deriva de las lenguas celtas "quercuez", que significa árbol hermoso. Otras del derivado céltico "Kaer"=bonito y "quez"=árbol.

Árbol corpulento de hoja persistente que puede alcanzar de 20 a 25 m. de altura, con raíces penetrantes y potentes, se ramifican abundantemente, lo que hace que esté muy sujeta al suelo, a la vez que se desarrollan raíces superficiales de gran vitalidad que dan muchos renuevos.

El tronco es recto y cilíndrico, presenta una corteza relativamente delgada, en principio grisácea y lisa, después se resquebraja tomando tonalidades pardo-negruzcas.

Las hojas simples, alternas y persistentes con 3 o 4 años de vida, con el haz verde oscuro y el envés verde pálido, tomentoso. Limbo rígido y de forma variable. Florece en abril-mayo y los frutos maduran de octubre a noviembre. Los amentos masculinos son de color amarillo, apareciendo en los extremos de las ramillas. El fruto se conoce con el nombre de bellota, de 2-4 cm. de longitud. La cúpula cubre menos de la mitad del fruto.

La encina es un árbol frugal que vive en toda clase de suelos, excepto los salinos o muy yesosos. Presenta gran resistencia a la sequía, tolerando la gran sequedad del aire. Resiste fuertes calores y fríos. Es uno de nuestros árboles más longevos, existen ejemplares de 700 a 800 años en nuestro país.

Se reproduce fácilmente por semillas. Soporta estóicamente las podas. En estado silvestre rebrota de raíz después de incendios.

Es el árbol más característico de España, en otro tiempo sus masas cubrían una gran parte de la Península.

Utilizado en jardinería por la facilidad con que se trasplantan los grandes ejemplares. En nuestra ciudad se encuentran representados como árbol de vía pública en plaza de Cuba y en la Iglesia de San Hermenegildo y plaza en antiguo Bar Baturones en la ronda de Capuchinos, en la Avda. Blas Infante, parque del Alamillo, etc... siendo utilizado con profusión en plantaciones forestales.

Árbol autóctono que necesariamente tiene un lugar preferente en cualquier proyecto de jardín o parque que se realice en la ciudad.

Indiferente en cuanto a suelos, pero rehúye los terrenos encharcados y tolera mal los margosos o arcillosos excesivamente compactos.

Madera densa y compacta, muy buena para herramientas, fue muy apreciada en carretería. Es muy buena para obras hidráulicas por su resistencia a la sumersión.

Las leñas, de gran potencia clorofílica, son muy estimadas para las chimeneas.