TRACHYCARPUS FORTUNEI

TRACHYCARPUS FORTUNEI Wendl.                                       ARECACEAE

Syn.     Chamaerops fortunei Hooks. Trachycarpus excelsus Hort. Chamaerops excelsa

Cast. Chamaerops, Palmera excelsa o Palmera de Fortune; Fran. Palmier a chanvre; Ingl. Hemp palm- Chusan palm; Ita. Palma rústica

                                                                  Origen: Asia oriental. Birmania. China. Japón

Etimología.- Género derivado del griego trachys=rudo, tosco y "karpos" debido a la morfología de sus frutos. Introducida en Europa en 1.836. fortunei por estar dedicada al botánico inglés Fortune, quién recorrió extensamente China y Japón.

Tronco (estípite) recto que puede alcanzar 8-10 m. altura, fibroso, cubierto por una corteza marrón oscura formada por una pelambrera que son los restos de vainas de las hojas. Cuando se retira aparece un tronco, más esbelto, liso, de color grisáceo oscuro, que aumenta su valor ornamental.

Hojas planas de contorno circular de hasta 1 m. de diámetro, palmeadas, con muchas divisiones puntiagudas, bases foliares pardas, fibrosas que persisten largo tiempo sobre el tronco. Limbo en forma de abanico, hendido hasta su parte media. Flores.- Las flores se agrupan en forma numerosa en largos racimos que surgen entre las hojas. Tienen color amarillento claro y pueden ser unisexuales o hermafroditas sobre la misma planta. Frutos.- En la fructificación se observan grandes racimos con frutos ovoides, azulados con un profundo surco y en su interior una sóla semilla. El fruto no es comestible.

Cultivo.- Se reproducen por semilla. Es una de las especies más resistentes al frío (-15º). Apreciada en jardinería por su porte elegante y exótico. Vive bien en toda la península.

Muy bien representada en el parque de María Luisa y poco en los jardines de la ciudad, aunque existen ejemplares aislados en la Avda. de Eduardo Dato y en el parque de Los Príncipes, Parque Celestino Mutis, etc...