LOS PATIOS DEL PALACIO DE LAS DUEÑAS SE ABRIRÁN AL PÚBLICO. El Gigante Egoísta.

01.10.2015 13:56

LOS PATIOS DEL PALACIO DE LAS DUEÑAS SE ABRIRÁN AL PÚBLICO.

Ha sido noticia la apertura a las visitas turísticas del  Palacio de las Dueñas, que nunca se ha podido visitar a pesar de estar catalogado Bien de Interés Cultural (BIC) lo que obliga a los propietarios a abrir sus puertas al público unos días al mes para que los ciudadanos puedan admirarlo.

Ahora, el nuevo duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo anuncia que su apertura es inminente: "Espero poder hacerlo a finales de otoño. Yo me he reservado una planta para mí y el resto se podrá visitar". La fecha parece que coincidirá con el primer aniversario de la muerte de la duquesa de Alba que falleció precisamente en este palacio.

Edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1931, denominación que también recibió hace pocos años todo el mobiliario que alberga. El Palacio de las Dueñas se encuentra en Sevilla y pertenece a la Casa se Alba. Se construyó en los siglos XV y XVI con un estilo gótico-mudéjar y está considerado uno de los principales inmuebles de gran valor histórico, arquitectónico y artístico.

El  lugar donde nació y se crio el poeta Antonio Machado y que hizo las delicias de otro escritor, el italiano Ítalo Calvino. Antonio Machado se refería de esta manera a Las Dueñas en uno de sus  poemas más famosos: "Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero". Y es que, el padre del poeta era el administrador de la Casa de Alba a finales del siglo XIX.

Las Dueñas se pinta y se recompone cada año. Es como una renovación anual: los jardines se rastrillan y se revisten de amarillo albero. Los setos de boj y arrayán se recortan cuando el primer calor se hace presente en la ciudad de los naranjos. Sus patios se engalanan con sus mejores floraciones, geranios, clivias y plantas de flor. Las paredes, cubiertas de buganvillas, se cubren de flores. Es el anuncio de la primavera de Sevilla con las calles inundadas del aroma de azahar de sus naranjos, que en Dueñas están muy bien representados.

Los patios del palacio son los que introducen la naturaleza cada uno con sus peculiaridades por la ubicación del mismo en el conjunto palaciego.

Destacamos en el patio central junto a otras plantas de interés la Umbelluraria califórnica (Laurel de California), un ejemplar único en la ciudad, perteneciente a la familia de las Lauráceas originaria de Norteamérica. Árbol perenne de gran desarrollo  de madera muy apreciada para la fabricación de muebles con frutos parecidos a la aceituna. Sería interesante conocer la procedencia de este árbol introducido en el jardín.

Otra especie introducida en los jardines en Sevilla y presente en el palacio es la Xanthocerassorbifolia (Cuerno amarillo), perteneciente a la familia de las Sapindáceas y natural de China que nos la encontramos en otro de los patios, así como también la Jacobinia carnea, ahora Justicia carnea, de la familia de las Acantáceas y nativa e Sudamérica con  flores de color rosa y que encontramos en muchos jardines históricos. Todas ellas  junto a una variada colección de plantas distribuidas adornan cada uno de los patios según su orientación. Un gran Ficus macrophylla junto a la alberca es uno de los ejemplares más desarrollados del jardín.

Seguro que la apertura del Palacio va a ser un atractivo más que se va a unir a los existentes para los amigos de los jardines, ya que, se podrá conocer este nuevo enclave que abarca desde el gótico-mudéjar hasta el renacentista, conteniendo muestras y detalles con toques sevillanos en sus ladrillos, tejas, azulejos, encalados y cerámicas. Posee el típico patio andaluz, al igual que la Casa Pilatos, y predominando los grandes espacios de los patios, mostrando así lo majestuoso de su conjunto.

El arquitecto, Rafael Manzano, uno de los grandes conocedores del recinto, describe en su libro Casas de Cayetana, duquesa de Alba, que "Para que un edificio de alto valor patrimonial se mantenga hay que darle vida. Sería conveniente que el nuevo duque de Alba no perdiera el contacto con Sevilla y que se planteara abrirlo a visitas externas para que conozcan su importancia. Así se garantiza su conservación. Cerrado y sin uso conllevaría al deterioro".

Que el anuncio de su apertura  se haga realidad lo más pronto posible es lo que deseamos todos.   

El Gigante Egoísta