PLAGA EN EXPANSIÓN DE LOS PLÁTANOS DE SOMBRA. José Antonio Sáiz de Omeñaca.

04.10.2015 21:17

PLAGA EN EXPANSIÓN DE LOS PLÁTANOS DE SOMBRA.

Los plátanos, por sus magníficas cualidades como árboles urbanos, han sido plantados profusamente en muchos parques, jardines y calles de todo el mundo. Tal abundancia ha supuesto la abundante ocurrencia de enfermedades, como la antracnosis y las cenicillas, así como de plagas como el tíngido (chinche de encaje) tigre del plátano y, actualmente, la chinche Belonochilus numenius, procedente de los EE.UU., donde se lo conoce como seed sycamore bug. En fase adulta llega a unos 6 mm de longitud. Pone sus huevos en los frutos de los plátanos, donde invernan y en España las ninfas suelen aparecer hacia abril, mayo o incluso antes cuando las temperaturas son más altas de lo habitual. Llega a tener cuatro o cinco generaciones por año. Fue citado por primera vez en España (Castelldefels y Barcelona, 2008) y se ha extendido al menos por Valencia, Aragón y Murcia; en Andalucía fue visto  por primera vez en Granada.

Belonochilus numenius, tal como otros agentes causantes de plagas y enfermedades en los plátanos no supone un peligro para la salud de las personas, pero sí una molestia en parques y jardines o cuando los adultos penetran en número considerable en las viviendas, tal como ocurre con la galeruca de los olmos.

Al no tener enemigos naturales en Europa puede llegar a ser tan abundante que constituye plaga y debe ser objeto de tratamientos fitosanitarios. No obstante, cuando los plátanos son podados en cabezas de gato, esta chinche no prospera, ya que los plátanos florecen sobre la madera del año anterior.