UN BIC CONVERTIDO EN DISCOTECA. José Elías Bonells.

15.09.2015 18:18

UN  B.I.C. CONVERTIDO EN DISCOTECA

 

Desde varios cientos de kilómetros de distancia, y gracias a los medios de comunicación hoy existentes, me entero del disparate que está ocurriendo en nuestra ciudad.

Ya nada nos asombra, la ciudad recibe actuaciones como esta que indignan a los ciudadanos. Un día son los arboricidios, otro los impactos ambientales en los Bienes de Interés Cultural y a poco que nos descuidemos las podas injustificadas y a destiempo que se practican.

Pero este no es el problema de hoy, el problema son los jardines de las Delicias de Arjona, declarados Bien de Interés Cultural, Patrimonio Histórico de España el 18 de mayo de 2004 como jardines de estilo romántico.

Leo que a través de Urbanismo y Medio Ambiente, con informes favorables supongo, se ha autorizado, a dos concesiones existentes en dichos jardines, a realizar actividades con ocupación del espacio público dedicadas a la música al aire libre, discoteca, bares de copas y borrachería nocturna. El acceso a estos jardines por la noche, controlado por “gorilas“en la entrada cobrando y seleccionando la clientela, mientras los “ninis” intentan colarse al escuchar su canto de sirena.

Quiero recordar que los Jardines de las Delicias son un espacio público para disfrute y solaz de todos los ciudadanos, declarado Bien de Interés Cultural para protegerlo de estos desmanes, suponemos, o no, que la Comisión del Patrimonio Histórico habrá informado sobre esta actividad del recinto que está bajo su custodia

Han existido ya actos vandálicos en una fuente, los camiones de suministro circulan por el jardín, se instalan nuevos alumbrados, se acotan espacios y se le da un uso inadecuado a un jardín Histórico cuyo fin ha de ser conservarlo en su estado original para las generaciones futuras, ya que fue uno de los primeros jardines públicos que se construyó en la ciudad allá por el 1830 por el Asistente Arjona.

Bien pues, supongo que la situación era heredada pero a Espadas, Muñoz y Fernández les toca torear este toro que está en la plaza, pueden cortar orejas y rabo o por el contrario ser devuelto el toro al corral con el NO PODEMOS tan en boga últimamente cuando ya se ha conseguido el sillón político para cuatro años.

Queremos colaborar en que la cultura de jardines sea otra cosa de lo que ha sido hasta ahora una política de hechos consumados, pero necesitamos cauces para que la participación sea efectiva no solo cara a los medios de información.

                                          A muchos kilómetros de Sevilla Pepe Elías senior