ESCUELA DE JARDINERÍA Y CENTRO DE ESTUDIOS MEDIOAMBIENTALES “JOAQUÍN ROMERO MURUBE” Y LA SOSTENIBILIDAD DE LAS ZONAS VERDES EN SEVILLA. José Elías Bonells.

07.10.2015 22:20
 

ESCUELA DE JARDINERÍA Y CENTRO DE ESTUDIOS MEDIOAMBIENTALES “JOAQUÍN ROMERO MURUBE” Y LA SOSTENIBILIDAD DE LAS ZONAS VERDES EN SEVILLA, por José Elías Bonells. Ex -Adjunto al Jefe del Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla

Con la aparición del informe realizado por la comisión Mundial de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, Nuestro Futuro Común (1987), más conocido con el nombre de informe “Brundtland”, supuso un nuevo análisis sobre la problemática del desarrollo.

En dicho informe aparece por primera vez el término “desarrollo sostenible”  entendido como “aquel  desarrollo que satisface las necesidades presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras, para atender sus propias necesidades”.

La jardinería en un desarrollo sostenible  permite realizar una utilización más eficiente y racional de los recursos con un menor coste de mantenimiento y un uso público de los espacios verdes donde la participación e información a la población queden garantizadas, todo ello encaminado a preservar los valores medioambientales que éstos atesoran –y a los que contribuyen en los ecosistemas urbanos- sin menoscabo de su durabilidad en el tiempo.

Existe una creciente preocupación por incorporar nuevos criterios de sostenibilidad a la gestión de los espacios verdes urbanos. La escasez de recursos hídricos, el considerable aumento de los espacios verdes producida en los últimos años aprovechando oportunidades e fondos europeos y la cada vez mayor sensibilización de la población hacia los problemas ambientales son las principales causas del impulso de  que la jardineríaestá experimentando en nuestro país.

La aplicación de criterios y técnicas de sostenibilidad en jardinería, no sólo en las  zonas verdes de nueva creación, sino también en las ya existentes, reportan un beneficio global y una mejora de calidad de vida de los ciudadanos, así como una herencia para nuestros sucesores.

Para acercarnos a una gestión más sostenible de los espacios verdes es imprescindible establecer primero un conjunto de principios o directrices que deben presidir todos los ámbitos de la jardinería desde el diseño a la ejecución y el mantenimiento del verde,así como un conjunto de criterios,medidas y actuaciones concretas que permitan cumplir en la realidadesos principios.

Dichas medidas y actuaciones concretas difícilmente pueden tener una aplicación práctica si no se dispone de un conjunto de herramientas e instrumentos de diferente índole (legales, económicos, ordenanzas, pliegos de condiciones, código de buenas prácticas, manuales y ambientales, personal técnicamente preparado, etc...

Sin embargo, los criterios y pautas de comportamiento no pueden imponerse, deben interiorizarse, asumirse profundamente desde todos los ámbitos, sin que sea discutible si dichos criterios  tienen que incorporarse o no desde la fase del diseño o en cualquier otro momento.

Para ello hay que hacer un importante esfuerzo de concienciación de todas las partes implicadas. Trabajar para el beneficio de todos los ciudadanos y con ello, la zona verde se beneficia, el medio ambiente se beneficia y todos nos beneficiamos.

Se debe trabajar unidos desde todos los frentes con objetivos comunes y compartidos: la información, laformación, la investigación, la concienciación, el debate, la transferencia de  experiencias, la participación ciudadana etc…Todos ellos son claves para aunar esfuerzos y conseguir unas zonas verdes verdaderamente sostenibles.

La formación de equipos multidisciplinares se entiende en los que cada técnico o cada especialista aporten sus conocimientos o ideas dentro de su campoy con la aplicación de nuevas tecnologías dirigidas a optimizar el uso de los recursos para producir un menor impacto ambiental en el medio.

Formar a técnicos y personal implicado sobre técnicas y prácticas de jardinería sostenible más novedosases uno de los grandes y urgentes retos en este sentido; así lo han comprendido otras ciudades y lo han sustanciado creando escuelas o manteniendo las que existían o, como en las Escuelas de Estudios Superiores, realizando masters de postgrado relacionados  con el diseño, la ejecución y el mantenimiento de zonas verdes más sostenibles.

Sevilla ha tenido funcionando su propia escuela de formación en el ámbito jardinero, situada entre la Plaza de España y el CEIP (Colegio) España, ocupando elantiguo Pabellón de la Telefónica imaginado y construido por Juan Talavera Heredia para la Exposición Iberoamericana del año 1929y de propiedad municipal. Después de ser revertido el edificio al Ayuntamiento y cayendo en un grave abandono y deterioro en los años 90 de la siglo pasado, en 1998, la Fundación Forja XXI mediante un programa de Escuela Taller y tras dos años de trabajo consiguen restaurar y acondicionar el inmueble merced a un convenio suscrito entre dicha Fundación, el Ayuntamiento de Sevilla y otras entidades públicas y privadas para que sirviera de sede a la Escuela de Jardinería y Centro de Estudios Medioambientales "Joaquín Romero Murube". Dicha escuela fue inaugurada en Enero de 2000 como centro formativo y desde ese año se han impartido las titulaciones de Formación Profesional Específica (reglada) deTécnico Medio en Jardinería y Técnico Superior en  Gestión de los Recursos Naturales y Paisajísticos. El centro tenía como objetivos, entre otros, el diseño, la organización y desarrollo de las actividades formativas -regladas y no regladas- centradas en las disciplinas inmediatas y complementarias de la Jardinería, el Paisajismo, la Gestión de Recursos Naturales y el estudio de todos los elementos que configuran los sistemas naturales y urbanos. Además, como fin principal se considerabala inserción laboral del alumnado participante en los programas específicos del centro ytambién atendía las expectativas de colectivos de personas aficionadas a la jardinería, potenciando su participación y la organización de actividades. Otras pretensiones marcadas como objetivos eran el asesoramiento técnico a entidades y especialistas en aquellos temas abordados por el centro y facilitar el funcionamiento de un Consejo Asesor integrado por especialistas con una alta cualificación en los diferentes ámbitos de la Jardinería y el Paisajismo.

 

Pero la mala administración de Forja XXI, una Fundación Benéfica de carácter mixto y sin ánimo de lucro,  que fue constituida por la Sociedad Estatal para la Exposición Universal de Sevilla de 1992 con la intención de dar continuidad a la labor formativa emprendida por esta entidad, aprovechando los recursos humanos y materiales que dicha acción formativa había generado, da al traste con el proyecto después de 14 años de reconocida trayectoria.

Entre la variada oferta formativa que la escuela ofrecía destacaba la enseñanza reglada, tal como se ha señalado y que posibilitaba la obtención de dos titulaciones oficiales: Técnico en Jardinería, de Grado Medio, y Técnico Superior en Gestión y Organización de Recursos Naturales y Paisajísticos, de Grado Superior. En ambos casos se trataba de estudios de 2.000 horas de duración repartidas en dos años académicos. Los contenidos establecidos por ley se adaptaban a las características específicas del centro, circunstancia que posibilitaba profundizar y desarrollar, en mayor medida,  en algunos aspectos técnicos, tales como la Arboricultura, la Xerojardinería, y el diseño y conservación de jardines y zonas verdes, entre otros.

 

De forma paralela a la enseñanza reglada se llevaban a cabo numerosas actividades formativas y técnicas, como los cursos de Formación Profesional Ocupacional en el ámbito de la Jardinería o Medioambiental, el curso de postgrado de Técnico Especialista en Gestión Ambiental -que consta como título propio de la Universidad Pablo de Olavide, o la línea de cursos privados de pequeño formato y muy diverso contenido, destinados a público aficionado y técnico, así como un Taller de Diseño de Jardines Mediterráneos para alumnado graduado y profesionales. Estas líneas de actuación, que tenían como fin abarcar todos los niveles de estudio y de expectativas profesionales y personales, se organizaban cada año, en ocasiones con la colaboración de diferentes instituciones. Además, ponía en marcha acciones formativas complementarias como exposiciones, conferencias, jornadas, seminarios y actividades educativas para centros escolares.

Desde abril de 2003, la Escuela incorporó en su denominación y estructura funcional el Centro de Estudios Medioambientales (C.E.M.) con el fin de profundizar en las actividades anteriormente mencionadas desde un enfoque más sostenible, medioambiental y de respeto al medio. Además de coordinar la bolsa de alumnos/as, desde el CEM se realizaron diversos estudios y proyectos, al mismo tiempo ofrecieron asistencia técnica y  gestionaron algunos de los recursos más importantes del centro, en el contexto de la planificación y actuación medioambiental. En este sentido  elaboraron Planes Directores de Zonas Verdes y trabajos sobre Voluntariado Ambiental,Manuales de Estudio Semipresencial para algunos Certificados de Profesionalidad, el libro Criterios de Base para la Planificación de Sistemas Verdes y Viarios Urbanos o Guías de Implantación para Gestión Medioambiental de PYMES, entre otros estudiosy documentos técnicos.

La Escuela de Jardinería, mientras estuvo funcionando, estableció redes de cooperación con diversas entidades oficiales, como las Consejerías de Educación y Ciencia, y la de Medio Ambiente, Ayuntamientos de Sevilla y de otras provincias andaluzas, la Asociación Española de Arboricultura, la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, la Asociación Sevillana de Amigos de los Jardines y del Paisaje, la Asociación Multisectorial de la Jardinería de Andalucía,la empresa de Gestión Medioambiental de Andalucía (EGMASA) o la Universidad Pablo de Olavide, entre otras muchas entidades y empresas.

La Escuela impartía formación en esta materia a unos 120 alumnos cada año y el 31 de julio de 2014  tuvo que ser cerrada pasando por una difícil situación económica, no por ella misma, cuyos fondos estaban garantizados mediante la Consejería de Educación, sino por mala administración de los fondos por la Fundación Forja XXI, de la que la Escuela dependía.

Tras 14 años de actividad , el centro se convirtió en una  referencia en Andalucía en varios ámbitos, , además había llevado a cabo durante años el mantenimiento de los jardines delanteros del Parlamento de Andalucía, y rehabilitado del jardín abandonado tras la Plaza de España, el llamado de Blancanieves, que en la actualidad ha sido completamente recuperado y a pesar del cierre de la Escuela, mantenido por los profesores y alumnos que de forma voluntaria acuden a realizar las labores fundamentales para que el trabajo que entre todos hicieron mientras la escuela estuvo funcionando no se  arruinara por la falta de los cuidados necesarios y mantuvieron del Patio de los Naranjos de la Catedral y los  patios interiores del Palacio Arzobispal.

Todo ello se ha perdido a partir del colapso deForja XXI, dejando una cuantiosa deuda a los trabajadores en concepto de salarios y  pagas extraordinarias,  y educacionalmente  en el aire a los alumnos que no habían terminado  el segundo curso.

 

Antes del cierre, algunos partidos políticos instaron al presidente de la Diputación a que, como miembro del Patronato de la Fundación, buscara  una solución que garantizara el futuro de la Escuela  y que se asumiera el compromiso por parte de todos los grupos políticos en lograr el apoyo institucional y económico necesario que garantizaran la continuidad de la Escuela de Jardinería 'Joaquín Romero Murube', y se socorriera a los trabajadores y alumnos afectados por el cierre. El actual alcalde Juan Espadas, entonces en la oposición, prometió que si llegaba a la alcaldía la Escuela se reabriría, con sólo gestionar que el Ayuntamiento  siguiera recibiendo por la Consejería de Educación la subvención que le otorgaba y  aquel sustituyera a Forja XXI  en la percepción de la misma y asumiera los gastos normales de funcionamiento, teléfono, agua, electricidad,  etc., que no pueden ser elevados ya que el edificio es propiedad del Ayuntamiento.

Sr. Alcalde, la ciudad necesita técnicos y profesionales  preparados para la gestión sostenible de nuestros parques jardines y áreas verdes,la escuela durante el tiempo que ha estado funcionando ha preparado a muchos alumnos que han tenido una oportunidad de encontrar trabajo en lo que se habían preparado,con un promedio de 120 alumnos se consiguieron ocupaciones con una tasa promediodel 90% de los titulados de cada promoción, biencomo autónomos,bien colocados en empresas del sector. La escuela estaba prestigiada por la eficiencia de sus enseñanzas y la dedicación vocacional de sus profesores y el director de la escuela y somos conscientes de los problemas que debe afrontar en sus primeros días de mandato pero esperamos estar en lugar destacado del cumplimiento de sus promesas. Estamos esperanzados todos los que de una forma u otra sentíamos la Escuela como una cosa nuestra y que las palabras de reapertura de la misma fueron dichas con el convencimiento de que ello sería una de las muchas realidades que tiene que hacer posible en la ciudad.

El Organismo Autónomo Municipal de Parques y Jardines Singulares y Escuela Municipal de Jardinería y Paisaje del Ayuntamiento de Valencia se encarga de la conservación, mantenimiento y gestión de los Parques y Jardines y del funcionamiento de su Escuela de Jardinería.

El Ayuntamiento de Barcelona con una escuela con cerca de 85 años de funcionamiento, la más antigua de España, imparte  en el Instituto Rubio Tuduri clases regladas de las nuevas tendencias en el manejo y gestión de las zonas verdes formando nuevos técnicos y profesionales para afrontar el futuro de sus espacios verdes urbanos.

Otros ayuntamientos tienen sus propias escuelas donde dan formación específica a técnicos y personal que atiende sus zonas verdes.

Las Escuelas Superiores organizan másteres sobre el tema, por ejemplo:

Máster de Jardinería y Paisajismo... En la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos - Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid.

Graduado en Paisajismo...-Escuela de Jardinería y Paisajismo "Castillo de Batres".Madrid

 Máster Universitario en Jardinería y Paisaje. Universidad Politécnica de Valencia. Valencia

Máster Oficial en Paisajismo...-Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB)...-Barcelona

 Máster en Paisajismo, Jardinería y Espacio Público. Universidad de Granada...-Granada

Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño en Diseño y Elementos de Jardín. KUNSTHAL Centro de Artes Plásticas y Diseño.-Irún

 Curso de Postgrado en Arquitectura del Paisaje...-Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Las Palmas de Gran Canaria...-Las Palmas de Gran Canaria.

-Especialización en Paisaje y Medio Ambiente...-Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra...-Pamplona

 Máster de Arquitectura del Paisaje...-Fundación Juana de Vega...-San Pedro de Nos. Olearos. La Coruña.

Sensibilizar y formarse en temas ambientales no sólo para los profesionales responsables de las obras, sino también a los trabajadores que participan en su ejecución y en el posterior mantenimiento de la zona verde e intercambiar conocimientos y experiencias entre los profesionales y expertos del sector, es una tarea cotidiana y prioritaria que no se debe desatender ni dilatar en el tiempo su resolución.

 A través de la participación ciudadana, se busca educar a la ciudadanía en su conjunto para cualificar su implicación en los espacios de decisión para la gestión sobre intereses colectivos. Asimismo, a través de la Educación Ambiental, se fomenta la solidaridad, el respeto de las zonas verdes, buscando la tolerancia y la equidad, por lo que tratará de valerse de estas características para la solución de problemas de orden ambiental.

Al mismo tiempo, concienciar a la población de la importancia de su participación e implicación garantizará un uso públicomás sostenible de las zonas verdes…todos los esfuerzos serán pocos.

Todo esto tiene que ser un punto de partida que invite a la reflexión y al debate tanto de los responsables de las diferentes áreas competentes en la planificación, eldiseño, mantenimiento y gestión de las zonas verdes, como por parte de los gestores, técnicos y personal de empresas, asociaciones y  otros organismos vinculados al sector de la jardinería.

Para concluir y como corolario, una de las piedras angulares de la salud de las ciudades:

“Preservar el medio ambiente a partir de la consideración de la ciudad como un ecosistema urbano, mediante una estrategia medioambiental única que contribuya a mitigar las disfunciones actuales”.

                                                                                  Sevilla Octubre 2015